Recientemente se expidieron normas que buscan la abolición, simplificación y reforma de trámites engorrosos e inoficiosos ante la administración pública y frente a personas que cumplan funciones administrativas, con la finalidad de mejorar la competitividad y combatir la corrupción.  Se trata del Decreto 2106 de 2.019 y de la Ley 2052 de 2.020.